Francisco Pacheco Beltrán "Pacheco digital"

Médula; La triste historieta del fiscal Godínez

Médula

La triste historieta del fiscal Godínez

Por Jesús Lépez Ochoa

Mientras el fiscal Miguel Ángel Godínez se divierte enalteciendo su egolatría y haciendo de la Fiscalía una historieta cómica en las redes sociales, en Guerrero aumentan los delitos, las víctimas, la percepción de inseguridad y el costo que los ciudadanos tienen que pagar por su ineptitud.

Llama la atención que cuando se dan a conocer estudios sobre el tema de la inseguridad en Guerrero las autoridades estatales optan por el cómodo silencio.

La semana pasada se presentó a nivel nacional por parte del INEGI la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2015, que entre otras cosas revela que en el estado, no sólo ha aumentado la tasa de delitos y la percepción de inseguridad entre la gente, sino también que el costo del delito para los guerrerenses ha sido de los mayores del país.

El costo del delito es un concepto que integra el gasto de las personas en medidas preventivas como la colocación de dobles puertas, chapas, alarmas, alambrados; las pérdidas económicas que han sufrido las víctimas del delito, y los gastos por daños a su salud derivado de lesiones u otros efectos causados por ser víctimas de la delincuencia.

El INEGI estima que el costo promedio del delito por persona que ha sufrido alguna afectación fue en 2014 de 5 mil 861 pesos a nivel nacional. En Guerrero fue de 7 mil 86 pesos, aumentó 49.4 por ciento en relación al año 2013 cuando era de 4 mil 744 pesos.

De todos los estados del país, solamente en Michoacán y Durango hubo un mayor incremento en el costo del delito que en Guerrero. En Michoacán aumentó 67.7 por ciento y en Durango 50.3 por ciento.

Otro dato alarmante que nos proporciona el INEGI es que la tasa de delitos aumentó en Guerrero de 35 mil 366 a 42 mil 690 por cada 100 mil habitantes mayores de 18 años y  en menos del cinco por ciento de los casos se inicia una averiguación previa.

Me extraña que hasta la fecha no haya fijado ninguna postura el gobernador Rogelio Ortega, el secretario de Gobierno David Cienfuegos o ya de pérdida el fiscal Miguel Ángel Godínez, ya que los ministerios públicos aparecen como una de las instituciones en las que menos confían los ciudadanos.

De plano en materia de seguridad el gobierno saliente de Guerrero se ha visto sumamente indolente e ineficiente, cuando hablamos de un aumento mayor al 20 por ciento en la tasa de delitos que se cometen en el estado.

Mientras eso pasa, el fiscal Miguel Ángel Godínez da una clara muestra de despreocupación y hasta de ocio, al promoverse en las redes sociales con la imagen de Batman, como si fuera un superhéroe, cuando está a la vista que no ha dado resultados al frente de la Fiscalía.

Es una burla a los guerrerenses. Ahí están las cifras del INEGI. Ojo gobernador electo Héctor Astudillo, no le vayan a querer vender súper historias para seguir en el cargo. Guerrero necesita gente seria, no “batifiscales”.

jalepezochoa@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *