Francisco Pacheco Beltrán "Pacheco digital"

Día uno: De Mexico a Chicago

Por Francisco Pacheco Beltrán

Día uno: De México a Chicago

A las dos y cuarto de la tarde salimos del aeropuerto Benito Juárez de la ciudad de México rumbo a Chicago, la ciudad de los vientos en el estado de Illinois en los Estados Unidos.

Las peripecias para realizar el Check in comenzaron en la maquinita donde se ingresan los datos para obtener el pase de abordar y en donde se pide la dirección donde el viajero va a llegar.

La cuestión es que esa dirección la tenía en mi teléfono en una conversación y la pila estaba ya a punto de descargarse, afortunadamente la pude obtener, luego llamar a una asistente de la aerolínea para introducir datos y verificar la vigencia de la visa.

Documentamos el equipaje donde por el tipo de vuelo cada uno puede llevar sin costo una maleta de 23 kilos como límite, la mía pesaba 22.9 y si se paraba una mosca los 23, por lo que no hubo problema.

Cambiamos unos dólares y nos aprestamos a abordar el Boeing 737, que cubría el vuelo 1587 entre la capital mexicana y la ciudad emblemática donde Al Capone hizo de las suyas el siglo pasado.

Al tratar de sacar de mi bolsa de las gorras tricolores, metí  mi mano y sentí como me cortaba el dedo índice con la navaja de mi rastrillo, nada grave pero si aparatoso por lo rojo de la sangre que no paraba y mojaba el papel que cubría el dedo.

Pasamos las revisiones de rigor, en diferentes filtros hasta llegar a la aeronave, iba prácticamente lleno y salió puntual.

He de mencionar que American Airlines fue la primera compañía por la que volé en 1987 de México a Paris con escalas en Estados Unidos y en ese entonces ofrecían a los clientes bebidas y comida gratis.

Ahora no, apenas agua, jugo o refresco y una lata de cerveza cuesta 7 dólares al cambio como 105 pesos y un bocadillo en plato desechable como 12 dólares unos 180 pesos.

Las y los sobrecargos son personas que ya llevan muchas horas de vuelo, creo yo que andan rondando los 60 años de edad, eso sí muy atentas y desde luego todo en inglés aunque hablan español.

El avión tiene internet wifi con el único requisito de pagar 4.50 dólares por una hora, en cada asiento hay tablets con música, películas, libros digitales con precios de 5 a 8 dólares y libre solamente un canal de NBC y el itinerario del vuelo donde muestra distancias, altura y velocidades por donde va.

Pasaron las horas de vuelo sin contratiempos hasta que a las 6.14 llegamos a la Terminal 5 del aeropuerto O HARE donde pasamos sin ningún problema migración, los controles son estrictos se ponen los cuatro dedos de la mano derecha en el lector, toman fotografía y regresan el pasaporte con la respectiva pregunta si lleva uno comida.

En el aeropuerto compré una diet coke de menos de 600 ml en 3.90 dólares mientras esperábamos a las personas que vinieron a recogernos para alojarnos en un hotel cercano al aeropuerto y hoy trasladarnos al lugar donde será nuestra base estos primeros días.

Polilla. Que los planes que tengo de Telcel no aplican aquí espero comprar un numero temporal para poder llamar… Que mañana juega México Cuba… Hasta mañana.

 Publicado originalmente en http://www.elforodetaxco.com/wordpress/?p=29159 El  8 julio, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *